TPV y Hostelería

Venta, instalación y mantenimiento de TPVs


Ofrecemos, instalamos y damos servicio integral para todo tipo de hostelería (cafeterías, restaurantes, hoteles, discotecas etc) en hardware y software. TPV táctiles, comanderas, tablets, impresoras, ordenadores etc. Somos distribuidores de software de gestión Techni-Web, teniendo más de 200 instalaciones en toda Castilla-La Mancha.

En Electromancha somos conscientes de que en la hostelería, siempre que hay un problema sucede cuando más ocupación y trabajo hay, en especial los fines de semana. Por ello, siempre acudimos a llamada de nuestros clientes para solucionar cualquier incidencia.



Terminal TPV


Cuando hablamos de terminal TPV o terminal de punto de venta hay que tener claras dos cosas: que no es un datáfono y que admite el pago en efectivo.
Existen dos tipos de TPV: el físico, que es el que se usa en el comercio tradicional, y del que vamos a tratar; y el virtual, que se utiliza en el comercio electrónico.

TPV: funcionamiento y principales características

TPV es el sistema de gestión de comercios, resultante de la unión de hardware y software, que permite administrar casi todos los aspectos relacionados con las ventas de un comercio.
Con él es posible desde realizar el cobro de un producto hasta tener controlado el stock de un almacén.
Físicamente debe contar con CPU, memoria, pantalla, teclado, tarjeta de red, lectores de tarjetas y de códigos de barras, puertos para ratón y otros dispositivos de entrada y salida como, por ejemplo, impresoras térmicas para emitir tickets.

Y, por supuesto, el cajón para dinero en efectivo. No obstante, pueden entrar en juego también otros muchos dependiendo de la naturaleza del negocio; sin ir más lejos, un detector de dinero falsificado. Esto, si pensamos por ejemplo en el sector hostelero, lo hace ideal a la hora de manejar y cobrar las comandas diarias con mayor seguridad.


TPVs para Hostelería


A nivel lógico necesita de un programa, el software, que controle y organice todos los periféricos citados de cara a que sean capaces de llevar a buen fin su objetivo cuando llega el momento de realizar una transacción comercial con un cliente.
Hemos hablado de los elementos máquina necesarios para que funcione este tipo de sistema, pero hay que tener en cuenta que también entran en juego otros elementos indispensables:

• El cliente, que es el portador de la tarjeta o dinero necesarios para realizar la operación.
• El banco, emisor de las tarjetas de pago y garante del saldo que desea usar el cliente.
• El cobrador, que es quien gestiona el funcionamiento de cara al cliente de la TPV.
• La red de control, que es la encargada de verificar la validez de la tarjeta y comunicar al banco con la TPV.
• La pasarela de pagos, que es el mecanismo que pone a disposición del cobrador los fondos solicitados.

Este sistema, cuando lleva a cabo cualquier operación, ya sea de cobro, de devolución o de gestión, pone en marcha un mecanismo tan complejo y completo que casi permite realizar las funciones de todo un departamento administrativo.

Como hemos podido ver, un TPV es algo bastante más complicado que un datáfono, cuya labor se limita, básicamente, a la lectura de la tarjeta y la transmisión de los datos a un tercero.


Nuestra empresa pone a disposición de nuestros clientes todos los elementos de hardware y software que necesiten, desde la conexión a la red eléctrica hasta la impresión del recibo en una impresora térmica.

Para conocer mejor un terminal TPV, contacta con nosotros y permítenos explicártelo al detalle. ¡Esperamos poder hacerlo pronto!