seguridad perimetral

Seguridad perimetral, ventajas y objetivos

Vivir en una zona amplia y aislada conlleva unos riesgos añadidos a la hora de mantener una seguridad perimetral adecuada. Lo normal en estas situaciones es contratar sistemas eficientes que incluyan cámaras y elementos disuasorios de reconocida efectividad. Por esta razón, hay que conocerlos y saber aplicar cuál es el método más conveniente en cada caso.

¿Qué es la seguridad perimetral?

La seguridad perimetral es el conjunto de sistemas y elementos, tanto electrónicos como mecánicos, que se encargan de proteger un perímetro físico. Su objetivo es detectar las intrusiones y disuadir la intención de aquellos intrusos que pretenden acceder a instalaciones de distinta índole.

Para una detección anticipada de un intruso, hay que anticiparse a las posibles situaciones que se pueden dar, esto nos dotará de un tiempo añadido para reforzar la protección, incluso antes de que se produzca el quebrantamiento del perímetro.

Para lograr una seguridad perimetral efectiva se necesita disponer de soluciones tecnológicas adecuadas y elementos de máxima fiabilidad. Los pasos que se deben seguir son los siguientes:

  • Planificación detallada realizada por expertos en la materia. En dicho estudio se delimitarán las zonas perimétricas y aquellos puntos sensibles que se han de proteger, adaptando el sistema y todos sus elementos a la morfología del perímetro.
  • Sistemas de seguridad adecuados y compuestos por cámaras de vigilancia, cámaras térmicas, alarma perimetral y detectores de seguridad.
  • Sistemas de alarmas permanentes de reacción rápida con aviso instantáneo a la policía.

Objetivos de la seguridad perimetral

Los sistemas de seguridad perimetral pueden ser instalados en viviendas particulares, naves industriales, locales comerciales o cualquier edificio susceptible de ser asaltado por su contenido económico, documental o cualquier otro motivo de relativa importancia.

Un sistema efectivo de seguridad perimétrica estará diseñado para alertar en cualquier momento que sea preciso al dueño de la propiedad de una intrusión violenta o silenciosa en el perímetro interno o las proximidades de su zona de acción.

Los objetivos reales de una seguridad perimetral son los siguientes:

  • Vigilancia y protección de los perímetros físicos de un lugar.
  • Detener de inmediato cualquier acceso no autorizado y abortar los intentos de intrusión de manera eficaz y automática.
  • Prevención y disuasión ante las posibles entradas de intrusos, ladrones y cualquier tipo de persona indiscreta. Un método muy eficiente puede ser la instalación de una alarma perimetral.
  • Buen comportamiento del sistema en condiciones meteorológicas adversas. Un sistema tiene que conservar el menor nivel de afectación posible ante un cambio de la meteorología, incluyendo todas las adversidades, ya sean por frío, calor, nieve, hielo, viento y muchas más.
  • Estar capacitado para operar de forma continuada en el mismo lugar, independientemente de los anillos de seguridad de los que pueda estar compuesto el dispositivo de seguridad perimetral.
  • El sistema ha de contar con un registro permanente de todo lo que suceda en el perímetro. En ocasiones, aquellos fallos determinados que no tienen solución aparente se pueden corregir consultando los registros.

Sin comentarios

Añadir un comentario